valencià | castellano   

Buscar
  Estudis i documents

Any:1992
Pg:53-66
Títol: Un músico y pequeño industrial en el Alaquàs de principios de este siglo.
Autor: Esteve Forriol, José
Perióde: Història Contemporània
Matèria: Biografies
Segles: XX
Tema: Estudis i documents-Biografies
Idioma: Castellano



Vista prévia
JOSÉ ESTEVE FORRIOL

UN M Ú S I C O Y P E Q U E Ñ O INDUSTRIAL EN EL A L A Q U Á S DE PRINCIPIOS DE ESTE SIGLO

La familia Unas notas biográficas sobre un hijo de Alaquàs, humilde, sencillo, en el que germinó, como en tantos otros alaquasenses, la afición a la música. Nos ha dejado partituras muy inspiradas. Tuvo, además, iniciativas notables en el mundo del trabajo de principios de este siglo. Y fue uno de los pioneros o iniciadores de aquellas pequeñas empresas o "tallerets" que en diversos campos industriales proporcionaban trabajo a hombres y mujeres, sin necesidad de salir del pueblo. Francisco Campos Cosme, nació el 1 de julio de 1881 en Alaquás, hijo de Francisco Campos Alabarta y de Angeleta Cosme, nacidos ambos igualmente en Alaquás. Como su padre y como dos de sus hermanos se dedicó en un principio al oficio de esquilador, profesión ésta que hoy en día prácticamente ha desaparecido. Casó con Teresa Ferrer Catalá el 13 de junio de 1908, bendiciendo la unión en la Iglesia Parroquial de la Asunción el entonces Cura ecónomo de la misma Don Jacinto Grau Magraner. La nueva esposa, nacida el 13 de julio de 1886 era hija de un "perolero", fabricante de pucheros, Miguel Ferrer, conocido con el sobrenombre de "el Careto", y de María Catalá, que al enviudar con tres hijos muy pequeños, supo de desamparo y de privaciones en aquellos tiempos en que no estaban previstos socialmente estos dramas familiares. María la de Blay, que así se llamaba la ¡oven viuda, tuvo que ganarse el pan para sí y para sus hijos trabajando y cosiendo como sastresa. Teresa, su hija, casada con nuestro Francisco Campos Cosme, aprendió a coser al lado de su madre y ésta pronto le compró una máquina para confeccionar calcetines y medias. Fue la primer máquina de tejer -según recuerdan aún sus familiares- que entró en Alaquás. Después proliferaron mucho estas máquinas en otras muchas casas de la población. Algunas mujeres aún conservaban hasta hace algún tiempo, como recuerdo de Teresa, unas medias rayadas que llevaban por entonces las mujeres. ¡Cómo cambian con el tiempo las modas femeninas! De aquel matrimonio nacieron once hijas. Una de ellas, la madre Pilar Campos es Operaría Doctrinero y trabaja -53-

ardorosamente por conservar la memoria de las virtudes de su padre. A ella debemos todos estos datos. Angeles, ingresó igualmente en el Instituto fundado por la Madre Josefa Campos Talamantes y allí murió santamente, querida por todos. Sobreviven aún Rosario. Asunción y Amparo.

Un taller de confección Pronto dejó Francisco Campos su actividad inicial de esquilador. Llevado por su espíritu de iniciativa, se hizo representante de máquinas de coser. Teresa, su(...)



Licencia de Creative Commons  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Sin Obra Derivada 3.0