valencià | castellano   

Buscar
  Estudis i documents

Any:1984
Pg:07-24
Títol: Los Moriscos de Alaquàs su expulsión y el endeudamiento del Señorío.
Autor: Sanchis Alfonso, José R. | Royo Martínez, José
Perióde: Història Moderna
Matèria: Senyoriu
Segles: XVII
Tema: Estudis i documents-Senyoriu
Idioma: Castellano



Vista prévia
DOCUMENTS

JOSE RAMON SANCHIS ALFONSO JOSE ROYO MARTINEZ

LOS MORISCOS DE ALAQUÁS, SU EXPULSIÓN Y EL E N D E U D A M I E N T O DEL SEÑORÍO.

La villa de Alaquàs, enclavada en plena Huerta de Valencia, pertenecía a la familia de los Aguilar, oriunda de Córdoba; el señorío limitaba con los términos municipales de Torrent, Xirivella y Quart, estando incluida en el de este último la población de Aldaya. Como ha señalado Enrique Juan su economía era fundamentalmente agrícola, aunque la alfarería tenía una gran importancia; los cultivos más importantes eran el olivo y la vid entre los de secano y el trigo, la alfalfa y otras hortalizas en el regadío, teniendo también su importancia la morera, para alimentar los gusanos de seda. A diferencia de las poblaciones vecinas Alaquàs contaba con una importante morería. En Torrent la población morisca había desaparecido en el siglo XIII, tras la repoblación efectuada por los hospitalarios. En Quart y Aldaya el Monasterio de Poblet, como dueño de estos lugares, había conseguido en 1332 un decreto del rey Alfonso IV expulsando a los sarracenos. En Xirivella así como en Mislata y Manises, poblaciones también cercanas, existían núcleos con población morisca. Alaquàs mantenía dos comunidades perfectamente separadas, constituyendo el límite la actual Calle Mayor, quedando los cristianos en su lado meridional. En el siglo XVI, durante las Germanías el papel jugado por los musulmanes es claramente antiagermanado, apoyando a sus señores. Según Escolano, la Huerta de Valencia durante los primeros días del mes de novembre de 1521, fue arrasada por el ejército antiagermanado que tenía su cuartel general en Paterna; los soldados talaron los campos, rompieron los puentes y azudes, y robaron los ganados a los campesinos, que huyeron atemorizados a refugiarse en la ciudad de Valencia; algunos agermanados se refugiaron en las Iglesias de Quart y Torrent, que fueron incendiadas; la Iglesia de Aldaya de reciente construcción fue igualmente saqueada. En diferentes lugares, la población musulmana, vasallos en su mayor parte de la nobleza, fue bautizada a la fuerza por los agermanados. La victoria final de la nobleza trajo consigo un odio hacia el morisco por parte de la población cristiana.
9

La Iglesia, a partir de este momento, intenta por todos los medios la conversión de los musulmanes, que se llamarán a partir de ahora nuevos convertidos o moriscos. Enrique Juan apunta la importancia que en Alaquàs pudo desempeñar en la conversión de gran número de musulmanes la fundación, en 1.534, del Convento de Ntra. Sra. del Olivar, por parte de los frailes mínimos. En el año 1.563 el temor a la población morisca hace que el rey dicte una instrucción, el 1 (...)



Licencia de Creative Commons  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Sin Obra Derivada 3.0