valencià | castellano   

Buscar
  Història Oral

Any:1981
Pg:143-146
Títol: Fray Félix de Alaquàs (Mariano Bessó Planells).
Autor: Peris, P. Vicente
Perióde: Història Contemporània
Matèria: Biografies
Segles: XX
Tema: Història Oral-biografies
Idioma: Castellano



Vista prévia
FRAY FELIX DE ALAQUAS (Mariano Bessó Planells)
Por P. VICENTE PERIS

-143-

-144-

Conocí a Fray Félix, en las visperas de Navidad del año 1.956. Yo estaba recién llegado a la Misión de Valledupar en Colombia. A mi me correspondió sustituir a los misioneros que estaban en retiros espirituales, y a Fray Félix le tocó, como siempre, quedarse en la misión. Nos conocimos. Hablamos de nuestras tierras de Valencia. El inmediatamente confesó sus añoranzas de la tierra y se remontó a referirme todo su proceso de vida religiosa. Fué el primer misionero con quien me tropecé y que se me abría para que lo conociera y fuera captando las vicisitudes de la vida de la misión. Después seguiría enseñándome durante catorce años que estuvimos juntos en la Misión de San Sebastián de Rábago en Sierra Nevada de Santa Marta. Pero Fra Félix no enseñaba a la manera de los maestros; él, sencillamente, vivía. Era el prototipo del FRAILE, además del hombre equilibrado y ecuánime. Era un misionero integral. Nos tocaron épocas difíciles. Fué la época de la caída de la dictadura de Rojas Pinilla y la instauración de las democracias. Los indios reclamaron a la misión sus derechos de autonomia. Amenazaron con quemar la casa, robaron animales, llegamos a pasar necesidad. Fray félix no era polémico: con un simple movimiento de cabeza y unas palmaditas a la espalda iba desarmando a los jefes indios que se mostraban agresivos e inconvincentes. Un día la tribu indígena determinó no mandar los niños a la escuela. Mi primera reacción fué la de aplicar la ley para que se sancionara a los culpables. Fray Félix me disuadió: «Con la fuerza, padre, poco podremos hacer; a la larga son indios y nos van a devolver la pelota». Tenía razón. Con aquella actitud suya iniciaba el cambio de tácticas educativas en la misión y se inauguraban las escuelas, llamadas familiares que después fuimos potenciando en todo el territorio. Fray Félix como buen valenciano, estaba encargado de la huerta. A dos mil metros sobre el nivel del mar que vivíamos él tenía que luchar contra las inclemencias del tiempo y contra los animales del monte. Pero la misión nunca le hizo falta la verdura y los cereales. A su vez enseñaba a los niños las técnicas de una agricultura elemental que después practicaban en sus ranchos. El siempre tenía las semillas oportunas para distribuir a quienes le pedían. La figura de Fray Félix subiendo a la Misión con los dos pozales llenos de verdura, el sombrero de paja y el hábito amarrado a la cintura, era probervial. Era el director técnico del internado indígena. Daba clases y enseñaba el castellano a los indios. Los niños d(...)



Licencia de Creative Commons  Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-No Comercial-Sin Obra Derivada 3.0